News Ticker

Aumentan pagos para algunas compañías que patrocinan extranjeros

Algunos empleadores en busca de trabajadores no inmigrantes H1-B y L-1 tienen ahora que pagar un adicional de entre $4,000 y $4,500.

Logo del Servicio de Ciudadanía y Serivicios de Inmigración de EE.UU. (Fuente: http://godfreykahnlawblogs.com)

Logo del Servicio de Ciudadanía y Serivicios de Inmigración de EE.UU. (Fuente: http://godfreykahnlawblogs.com)

Por Alla Malova / Migrante21

El 18 de diciembre de 2015, el presidente Obama firmó una nueva ley que impone pagos adicionales a compañías estadounidenses que tengan más de 50 empleados trabajando en los Estados Unidos, en caso que más del 50% de esos empleados se encuentre en estatus no inmigrante H1-B o L (incluyendo L-1A y L-1B).

Estas empresas ahora deben enviar un pago adicional de $4,000 para ciertas peticiones de H1-B y $4,500 para ciertas peticiones de L-1A y L-1B enviadas en o después del 18 de diciembre de 2015. Las nuevas cuotas incluyen tanto a las peticiones que se hacen por primera vez como para los trabajadores que ya se encuentren en estatus H1-B o L-1 y que soliciten un cambio de empleador.

A partir del 11 de febrero de 2016, el Servicio de Inmigración y Ciudadanía de los Estados Unidos (USCIS) empezará a rechazar las aplicaciones que no incluyan el nuevo monto.

De manera que este pago se adiciona al costo básico de procesamiento (actualmente $325), al pago por Detección y Protección de Fraude ($500, y se aplican costos adicionales), el pago por la Ley de Competitividad y Mejora de la Fuerza de Trabajo de 1998 (cuando se requiera; $1,500 o $750, dependiendo del tamaño de la compañía solicitante) y el costo por procesamiento ‘premium’, si es que aplica.

La ley clasifica las nuevas tarifas como “temporales”. Los nuevos cobros seguirán en efecto hasta el 30 de septiembre de 2025.

El prograa H1-B se aplica a empleadores que buscan contratar a extranjeros no inmigrantes para que trabajen en ocupaciones especiales o como modelos de moda de distinguida habilidad. De acuerdo al Departamento de Trabajo de EE.UU., una ocupación especial es aquella que requiere la aplicación de un cuerpo de conocimientos altamente especializados, y exige por lo menos un grado profesional de bachiller o su equivalente. El objetivo de las provisiones de H1-B es ayudar a los empleadores que, en el mercado laboral estadounidense, no pueden encontrar profesionales con los conocimientos y habilidades que se necesitan. El programa permite el empleo temporal de individuos calificados que de otra manera no están autorizados a trabajar en Estados Unidos.

El programa L-1 beneficia a empleados que se transfieran dentro de una compañía, y que están empleados en el exterior como jefes, ejecutivos o trabajadores con conocimientos especializados, y que están siendo transferidos a los Estados Unidos o a una oficina en EE.UU. que comparta propiedad y control con la entidad extranjera.

Ambos tipos de visa requieren que la aplicación se haga llenando la forma I-129, Petición para un Trabajador No Inmigrante, con las formas y pagos suplementarios.

Leave a comment

Your email address will not be published.


*